Opinión – ¿Sobrevivirán las revistas digitales únicamente con publicidad?

Por , el 30 - 12 - 2014
 

Durante muchos años la industria musical pensó que todo esto de internet no debía afectarles. La gente seguía comprando discos a un ritmo bastante bueno y medidas como el canon digital les hacía –les sigue haciendo- ganar cuantiosas sumas por un supuesto delito que los ciudadanos aún no habíamos cometido.

Esa estrechez de miras de la industria musical quizá también la tengan ahora los medios digitales. Mientras los medios tradicionales se esforzaban en mantener sus costosísimas estructuras quienes únicamente tenían presencia en internet pensaron que la publicidad iba a dar de sobra para mantener el tipo. Pero los anunciantes nunca han visto clara la publicidad en internet -a pesar de las continuas noticias sobre el aumento de la publicidad online-, que han pagado en muchos casos por debajo de su valor, y cada vez más quieren que su publicidad sea cada vez más intrusiva. Los lectores tienen que ver el anuncio, como sea.

En medio de todo esto han surgido un buen número de herramientas que nos han ayudado a librarnos de la publicidad más intrusiva, lo que ha provocado que gran parte –si no toda- esa publicidad no tenga apenas público. Un estudio de PageFair y Adobe sobre la incidencia del ad-blocking confirma que en muchos países rondan el 25% los usuarios que usan este tipo de herramientas en sus navegadores, aunque en España apenas llega al 14%. Eso sí, entre los 18 y 29 años la cifra supera el 40%, lo que deja bien clara la tendencia.

La situación es tal que muchos prefieren mirar hacia otro lado mientras los anunciantes no se den cuenta del problema. Sin embargo, no parece haber muchas salidas: o se buscan nuevas formas de monetizar las publicaciones digitales o se opta por una publicidad menos molesta e intrusiva. Quizá incluso lo mejor sea la combinación de ambas. Porque si el lector no siente que se le respeta se marcha y opciones desde luego no le van a faltar para encontrar la información que quiere.

El modelo tradicional que hemos herededado de las publicaciones en papel no va a durar mucho más. Pero el modelo basado completamente en la tecnología tampoco, porque en una publicación no todo son aplicaciones e infraestructura técnica. Son importantes, sí, pero el valor diferencial lo aporta siempre el contenido. Y ahí tenemos otra de las patas de esta compleja ecuación: los redactores. Cada vez es más patente que los lectores siguen personas y no marcas, por lo que allí donde esté una firma que les interese allí estarán sus lectores también.

Las revistas digitales van a tener que encontrar el equilibrio entre una infraestructura que les permita llegar a los lectores con un buen producto, manejar la publicidad de forma respetuosa con ellos y conseguir el compromiso de buenos redactores que aporten el valor necesario. Como en tantos otros sectores, las cosas están cambiando a una velocidad vertiginosa en el panorama de las revistas online y probablemente quienes no se arriesguen con nuevas propuestas se quedarán en el camino.

 

Más artículos de opinión en Musicópolis aquí.

 
Tags: , , , ,

Artículos relacionados

  • No related posts
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.